Breve Historias, Historia de Suspenso, Historias

Ella cuida de mi hermano, parte II

ella cuida de mi hermano parte 2

Me despierto espantada con el sonido de la alarma y la pereza se apodera de mi cuerpo. Es increíble como han pasado 5 años desde que encontré a mi amado hermano y Stephanie fue a la cárcel. Siento las manos frías de Jaime en mi barriga.

-¿Dónde está el bebé más hermoso de todos?- le habla Jaime a la barriga.
-Por favor, no lo hagas, sabes que siempre que le hablas comienza a moverse un montón- le digo un poco enojada.
-No me importa, será boxeador y me encanta verte esa cara de enojona- me dice mientras sonríe.
-Ves, ahí está, sabes que eso me duele y lo haces de maldad- le digo muy enojada.
-Jajajajaj, te amo mi reina, tranquila, ya casi pasará- me dice mientras me da un beso.

Veo el reloj y ya es tarde, nos entretuvimos tanto con el jugueteo que se nos olvidó lo que teníamos que hacer, me doy un baño y me visto para salir a mi cita médica, mientras que Jaime, se alista para ir a su trabajo. Jaime, me lleva hacia el hospital, nos despedimos y él continua su camino. El Doctor, me informa que todo está bien, pero que ande con mucho cuidado, ya que pronto es el gran día. Aprovechando de que hoy es mi dia libre, voy a la casa de Pedro y Carolina, ya que ahora tienen su consultorio en casa y son los mejores terapeutas de familias de toda la zona.

*Suena el celular*
-Caro, hola, justo iba para tu casa- le digo a Carolina.
-En serio, yo voy casi llegando a la tuya- me dice mientras se ríe.
-Jajajajaaja, que cómico todo esto- le digo mientras me echo a reír.
-Si, pero si quieres espérame con Pedro y cuando llegue hacemos algo de comer- me dice muy entusiasmada.
-Amo como me consientes, eres la mejor cuñada- le digo muy feliz.
-Como no consentir a la mejor, además, creo que nuestros hijos nacerán el mismo dia, jajajaja, espérame allá que pronto llegaré- me dice.
-Ok, aquí espero- le digo, mientras corto la llamada.

A los pocos minutos llego a casa de Pedro, me acerco a la entrada y veo que la puerta esta semiabierta por lo que no dudo en entrar.

¡BUENAS!- grito, pero nadie responde. -Pedro, te espero aquí en la sala- digo para ver si responde.

Siento como unas manos me abrazan desde la espalda, pero no son las manos de un hombre, ponen algo en mi nariz y voy perdiendo fuerzas.

¿Qué rayos está pasando?, no puedo ver nada, no puedo creer que estoy atada, ¿Quién diablos me puso aquí?, se me saldrá el corazón, tengo miedo, cálmate Clau, recuerda el bebé. Comienzo a inhalar y exhalar; se escuchan pasos acercándose y abren la puerta bruscamente. No lo puedo creer, esta Pedro al frente mío atado también, pero lo peor de todo es que Stephanie, fue la persona que abrió la puerta.

-A ver, seré muy clara y breve con todo esto, Acabo de pelear con mi aliada y se retiro de este asunto, estoy muy enojada, así que cooperen o los mato seguidito- dice Stephanie, muy alterada.
-Pero, ¿Qué te hicimos? – pregunto llorando.
-En serio Claudia, ¿Aun preguntas?, bueno, él es mío y tú te interpusiste entre nosotros, entonces yo lo voy a torturar delante de ti hasta que muera y si tú no mueres de pena hacia él, lamento decirte que te matare yo – me dice mirándome a los ojos, mientras me pone algo en la boca para que no hable más.

Veo como Stephanie sale y cierra la puerta de golpe, Pedro y yo nos miramos, yo sigo llorando y Pedro tiene cara de tristeza, pasa mucho tiempo y escucho como abren la puerta, es Stephanie con una bolsa de papel, comienza a poner objetos encima de una mesa que hay en la habitación, todo esto me está asustando.

-Jugaremos al doctor, quería serlo, pero Pedro un dia me dijo que no valía la pena- dice mientras se coloca unos guantes.

Stephanie, toma un objeto y veo como le corta un dedo a Pedro, ella comienza a reír como loca, yo estoy muy impactada con todo esto, luego le corta otro dedo, lo trata como si fuera un muñeco, toma un bisturí y le realizar cortaduras profundas en los brazos y pecho, creo que morirá desangrado, comienzo a tratar de soltarme pero no puedo; se me acerca y me quita lo que tengo en la boca.

-Ves que lindo se ve lleno de sangre- Me dice con una cara de psicópata.
-¿Por qué eres tan loca?- le grito.
-No niña, a mi me baja la voz, no soy loca, si supieras toda la verdad, de que tu querido Pedro no es lo que aparenta, pero ya no importa, de verdad que me acabas de aburrir, mejor seguimos después- me dice, mientras me coloca el trapo en la boca otra vez.

Stephanie, recoge todas sus cosas y se va, veo a Pedro como se esta desangrando, en verdad creo que se va a morir, comienzo a llorar hasta que me quedo dormida. Me despierta un dolor fuerte debajo de barriga, me espanto con el sonido de la puerta, mi corazón siente un gran alivio, es Carolina, no me importa como habrá llegado, pero aquí está, me quita el trapo de la boca y comienza a hacer un intento de desatarme, pero cuando voltea y ve a Pedro, va rápidamente hacia el y comienza a tomarle el pulso.

-Tienes que salir de aquí, Stephanie puede entrar- le digo asustada.
-No te preocupes, esperé que saliera en un carro y entré a ayudarles- me responde muy segura
-¿Cómo llegaste?, le pregunto.
-Gracias al GPS de tu celular, Jaime me dio la ubicación y el fue a la comisaria a levantar demanda por secuestro- me responde.

Sentimos a alguien entrar rápido a la habitación, es Jaime, cuando va a caminar hacia a mí, cae al suelo, Stephanie, estaba justo detrás de él y le disparó, largo grito de desesperación y sigo intentando soltarme de la silla. Carolina, se lanza contra Stephanie, olvidando que está embarazada, hace el intento de quitarle la pistola mientras sale un disparo, ambas caen al suelo, Stephanie suelta la pistola, saca un cuchillo de su bolsillo trasero e inicia a hacerle cortaduras, mientras Carolina a sangrar, le va gritando cosas que no entiendo y la sigue cortando, logro desatarme completamente y tomo la pistola, le apunto a Stephanie, espero no fallar en esto.

*Se escucha un disparo*.

Ya han pasado 3 días después de toda esta tortura, cuando yo hacía el intento de apuntar para disparar a Stephanie, la policía fue más rápida que yo, llegaron y le dispararon dejándola muerta. Carolina, perdió mucha sangre, por lo que sus últimas palabras fueron que cuidara a su bebé y así lo haré, por lo cual la trasladaron a emergencia para practicarle una cesárea. Pedro, mi querido hermano, murió a causa del disparo que salió mientras Carolina y Stephanie, peleaban por la pistola. Jaime, está recibiendo atención médica, por suerte que el disparo que le dio Stephanie, no dañó órganos. Y Yo, el dolor que sentí eran contracciones y aquí estoy, con estas dos hermosuras, la bebé de Pedro y mi nene, los voy a proteger con mi propia vida. En realidad, no me gusta que personas mueran, pero siento que a partir de ahora si tendré paz, lo único es que ahora muchas confusiones, ¿Por qué Stephanie, llamo a mi hermano loco? Y ¿Por qué Carolina y Stephanie peleaban como si se conocieran?

Anuncios

2 comentarios en “Ella cuida de mi hermano, parte II”

Responder a Yelis02 Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s