Breve Historias, Historia de Suspenso, Historias

Stephanie, parte II

Stephanie2

Desde que tuve comunicación con Carolina, he recibido todas las comodidades aquí, no sé como lo hace o que poder tenga, lo que si se, es que ella es capaz de conseguir muchas cosas, y eso me hace creer en sus palabras. Ya tengo celular, mejores tratos, hasta guardaespaldas para que no me lastimen. Cuantas vueltas da el mundo, daría lo que fuera por quedarme aquí con todas estas facilidades. Mis pensamientos se interrumpen con la vibración del celular.

-Hola Carolina- le digo cuando contesto la llamada.
-Hola Stephanie, ¿Estas lista para mañana?-me pregunta.
-Totalmente- le respondo.
-Te explicaré rápido como será: Dos de las chicas iniciaran una pelea, cuando las guardias de seguridad vayan hacia donde está el problema, pues Franshesca te va a cubrir, ya todo estará listo para que ambas se escabullan por detrás; solo tienes que ser rápida volando la valla, te estaré esperando ahí. ¿Entendido?- me dice explicando todo.
-Sí, entiendo- le afirmo.
-Recuerda, tienes que ser agil, te espero- me dice mientras corta la llamada.

Me alisto para ir a la cama, no aguanto los nervios, pero al mismo tiempo estoy muy emocionada.

-Día siguiente-

Hoy es el gran dia, salimos todas a desayudar, me mantengo cerca de Franshesca, las chicas iniciaron su trabajo; logrando así distraer a las guardias, Franshesca y yo vamos corriendo por la parte de atrás, nos topamos con la valla y empezamos a subirla; es increíble como nadie notó que nos escapamos. Franshesca, me señala el vehículo de Carolina y voy corriendo hacia él, me subo y Carolina inicia la huida.

-Oye, espera, falta Franshesca- le digo un poco alterada.
-No, ella tiene otros asuntos, ella estará bien; luego nos juntamos con ella, confía en mi- me dice muy calmada.
-Está bien- le digo con dudas.

Llegamos a una casa apartada de todo, Carolina me entrega un llavero con todas las llaves de la misma, puedo notar su cara ansiosa y llena de maldad.

-Vamos al punto de todo esto, ¿Qué quieres conmigo?- le digo muy seria.
-Pero que desesperada la niña, tranquila, ponte cómoda primero- me dice de forma burlona.
-Hablo en serio, ¿Qué quieres?- le pregunto enojada.
-ok, seré breve, sé que estuviste mucho tiempo con Pedro, también sé que por su culpa estas en la cárcel, en verdad creo que nos ha hecho lo mismo, a diferencia de que tú estabas en la cárcel por tu mala cabeza. Cuando fuiste detenida, yo era su novia desde hace años. Sin yo tener conocimiento de ti, me casé con él y hace poco me entero de tu existencia; pero ya estaba embarazada, antes me sentía muy importante, pero en verdad soy una gran mierda; porque por su culpa tengo una maldita adicción de querer hacer cosas indebidas, pero para ser honesta, ya no estoy con él por amor; porque me enamoré de alguien y creo que para poder acercarme a esa persona, Pedro debe de morir- me dice.
-Wao, espera, ¿Cómo sabes que nos hizo lo mismo?- pregunto.
-Pues, un día lo drogue y me contó todo lo que te hacía, me dijo que se divierte ver como ambas hacemos eso por placer y créeme, sé que necesito ayuda; porque si logro estar con la persona que me gusta, no puedo ser así y aunque no lo logre, por lo menos quiero que me vea como la buena en todo esto- me respondió totalmente honesta.
-Eso dijo, ese hijo de su… ¿Cree qué puede hacer lo que se le antoje con nosotras?- digo muy enojada.
-Nadie sabe si le ha hecho eso a más personas, pero mírame ahora, estoy embarazada, casi por tener a un bebé; por eso no quiero involucrarme mucho y buscar ayuda, pero antes de eso quiero que sufra hasta morir. Lo que quiero saber es, ¿Cuento contigo o no?- me dice.
-Con toda la decepción con Pedro, te ayudaré en lo que sea, estoy dispuesta a que ese idiota pague, ¿Cuándo iniciamos?- le pregunto ansiosa.
-Calma, que aún no es el día, además no estás en condiciones- me dice un poco preocupada.
-Está bien, me calmaré- le digo sonriendo.
-Perfecto, te quedarás aquí, en la cocina hay comida; en la habitación hay ropa limpia, puedes usar lo que gustes. Esta será tu casa por los próximos días y cualquier cosa me llamas, te avisare cuando vayamos a hacer todo- me informa.
-Perfecto, así será- le digo.

¿En realidad no sé cómo resultará todo esto?, pero estoy tan feliz de que por fin podré vengarme de Pedro, no creo cumplir con la condición de Carolina, veré que puedo hacer; mientras voy a vivir como si fuera mi último día, total, no tengo nada que perder.
Continuará….

 

Y.S.-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s