Amor, Breve Historias, Decepción, Historias, Historias musicales

La vida de Caitlyn, Enojo (Parte 4)

gasesgfhj

Escucho el timbre y me dirijo rápidamente hacia la puerta, en realidad estoy muy entusiasmada, por lo que abro la puerta con una gran sonrisa.

-¿Qué haces tú aquí?- digo sorprendida.
-Vine a traer a mi padre- me responde.
-¿Tu padre?- le pregunto.
-Sí, ¿Me dejas pasar por favor?- me dice.
-Cai, no seas así y déjalo pasar- dice papá acercándose a la puerta.
-Ok- le digo haciéndome a un lado.

Nunca imaginé que el mejor amigo de mi papá es el padre del profesor. Me dirijo a la sala y me siento en el mueble otra vez a esperar, aunque creo que ya no va a venir. Pasan algunos minutos y me paro para ir a la habitación.

-Cai, ¿Ya no vas a salir?- me pregunta papá acercándose.
-No papá, Junior llamó diciendo que se le presentó una emergencia- le miento.
-Está bien, si quieres ven con nosotros- me dice para animarme.
-Eso haré, primero déjame quitarme todo esto- le digo riendo y caminando hacia la habitación.

No me gusta mentirle a papá pero lo hice para que no se sintiera mal, me cambio de ropa, me quito el maquillaje y bajo para la cena, acomodo la mesa mientras papá y su amigo se divierten hablando, el profesor solo se queda observándolos y también ríe. Durante la cena yo no dije absolutamente nada y cuando terminamos comienzo a retirar los platos para lavarlos e irme a la habitación.

-Te ayudaré a lavar los platos- me dice el profesor acercándose.
-No te preocupes, yo lo hago- le digo.
-Si no quieres, te haré compañía, no quiero interrumpir a nuestros padres, tienen mucho de que hablar- me dice feliz.
-No hay problema profesor- le contesto.
-Nada de profesor, bien lo dijiste, fuera de clases no lo soy, así que llámame Javier o Javi- me dice sonriendo.
-Está bien Señor Javier- le digo sin dejar de lavar los platos.
-Me da mucha risa tu forma, siempre estas a la defensiva- me dice riendo.
-Te pido disculpa por el comportamiento que tuve ayer, no era mi intención tratarte así- le digo.
-No te preocupes, créeme que realmente te entiendo- me dice.
-¿Qué me querías preguntar?- le pregunto curiosa.
-Ya se la respuesta, tranquila- me dice.

El profesor y yo pasamos un largo rato hablando en la cocina mientras yo lavaba los platos, él intentó varias veces ayudarme pero no lo dejé. Cuando terminamos, nos dirigimos a la sala y nos unimos a nuestros padres y pasamos un momento muy agradable, tenía mucho tiempo que no veía reír a papá de esa manera y es algo que me hace muy feliz.

-Señores, tengo que retirarme porque mañana tengo clases- les digo.
-Quédate otro rato- dice el amigo de papá.
-Si- dice papá secundando a su amigo.
-En verdad ella debe descansar porque hay profesores muy pesados- dice sonriendo.
-Gracias por defenderme Profesor Javier- le digo.
-Solo dime Javier o Javi- dice.
-Ok, Profesor. Descansen todos y nos vemos mañana- les digo caminando hacia la habitación.

Subo a la habitación, llamo a los chicos y les cuento lo que paso, no todo porque me gusta dejarlos en suspenso, me preparo y me voy a la cama para dormir. Al otro dia me alisto y veo que Junior no pasa por mí, por lo que papá me prestó otra vez el vehículo para ir a clases, antes de irme me dice que cuando regrese me tendrá una sorpresa. Llego y me encuentro a los chicos en la entrada de la universidad, me parqueo y vamos caminando hacia clases.

-¿Por qué no nos dijiste que venias en el carro?- pregunta Ariana.
-Porque pensé que pasarían por mí y ni me llamaron- le digo enojada.
-Perdonada, cuéntanos todos ¿Qué pasó con Junior y el profesor?- pregunta Arón.
-Bueno, pues Junior me dejó plantada y no me ha respondido desde anoche y el profesor es hijo del mejor amigo de mi papá- les digo.
-Pensé que solo aparentaba joven, pero en realidad lo es- dice Ariana sorprendida.
-Puede ser- le digo.

Entramos al aula e inicia la clase, este profesor nos dejó ir más temprano de lo normal y no dejó practica para la casa, quizás sea un vago. Estoy tan molesta con Junior que salgo rápido del aula para que ni me dirija la palabra, pero es fue más rápido que yo.

-¿Para dónde va mi hermosura?- dice intentando darme un beso.
-Al vehículo para esperar a los chicos, me iré a casa- le digo evitando el beso.
-¿Qué te pasa bebé?- me dice.
-¿En serio preguntas eso?- le pregunto.
-Si amor, dime- me dice.
-¿En qué quedamos ayer? Y ¿Por qué no me llamaste para decirme que hoy no pasarías por mí?, lo que en realidad me enoja es que no contestaste las llamadas, entro y estas aquí en el aula, pero lo mejor de todo es que actúas como si no ha pasado nada- le digo casi llorando del enojo.
-Amor, déjame explicarte- me dice.
-No Junior, no es necesario, tenemos mucho que ni compartimos 5 minutos juntos, estas muy raro. Sabes que, mejor me voy- le digo mientras lloro.

Salgo corriendo secando mis lágrimas, miro hacia atrás y veo que no me está siguiendo por lo que disminuyo mis pasos, me coloco en una esquina para poder descansar y siento que alguien me pone la mano en el hombro.

-En serio Junior, no quiero hablar ahora- digo.
-No soy Junior- me dice una voz familiar.
-Profesor disculpe, pensé que era mi novio- le digo.
-¿Estabas llorando?- me pregunta.
-No, solo tengo alergias- le miento.
-Tienes que ir al doctor a tratarte eso, por cierto, toma- me dice pasándome un sobre.
-¿Quién eres tú y que le das a mi novia?- grita Junior poniéndose detrás de mí.

Continuara…

 

Y.S.-

 

Puedes seguirme en mis redes sociales:

Instagram: yelissuero
Twitter: yelis021

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s